Home » Blog » Abortion Rights » Por nuestro derecho a elegir

Por nuestro derecho a elegir

¿Sabías que el aborto es ilegal en Irlanda? Un promedio de 12 mujeres al día viajan a otros países para interrumpir su embarazo, y muchas otras compran píldoras abortivas ilegales por internet. Para algunas, abortar en otro país no es ni siquiera una opción, ya que puede llegar a costar hasta 1.500 euros.

Una vez más, la legislación irlandesa y su naturaleza restrictiva han puesto en peligro la vida de una mujer. En este caso, la de una joven inmigrante que fue violada y a la que se le denegó el aborto pese a haber manifestado intenciones suicidas. Sola, sin visado y sin dinero, para ella era imposible viajar a otro país para interrumpir su embarazo. Tras un intento de suicidio, tal era su desesperación que dejó de comer y de beber para dejarse morir. El caso llegó a los tribunales. En el juicio, el nonato tuvo el mismo nivel de representación legal que la joven, a la cual se le terminó imponiendo una orden de rehidratación. Al final, con una orden judicial de por medio, la joven accedió a que le hiciesen una cesárea.

¿Esto es proteger la vida?

¿Acaso es proteger la vida torturar de esta forma a una mujer en favor de un feto? En Europa y en todo el mundo las mujeres son víctimas del ataque a sus derechos reproductivos constantemente. De hecho, en España somos testigos de cómo el gobierno actual pretende imponernos a golpe de mayoría absoluta una reforma de la ley del aborto tan impopular como draconiana; una reforma que nos hace retroceder en la historia cerca de 30 años y que supone una afrenta a la libertad de elección de la mujer. Sin embargo, la reacción popular refleja el descontento de la gran mayoría de los ciudadanos: sabemos que el aborto libre y seguro se puede defender con movilizaciones, luchando codo con codo.

No a la octava enmienda: la vida de una mujer no equivale a la de un feto
No podemos dejar que este tipo de situaciones se repitan. A raíz de la muerte de Savita Halappanavar, el gobierno irlandés aprobó un proyecto de ley del aborto que no ofrece ningún tipo de protección a las mujeres y que pone de manifiesto la debilidad del estado y su reserva a contradecir los dictados de la Iglesia católica. Mientras a las víctimas de violaciones, incestos y malformaciones fetales sin remedio se les deniegue el aborto, los derechos de las mujeres seguirán siendo una asignatura pendiente; una cuestión que debe salir a la luz y que llama inevitablemente a un cambio inmediato en la legislación.
Tenemos que aprovechar el momento para presionar al gobierno mediante protestas, manifestaciones masivas y otras acciones conjuntas, especialmente para que convoque un referéndum para despenalizar el aborto. Porque son las mujeres, y no el estado, quienes deben decidir sobre su salud y su destino.

REUNIÓN PÚBLICA CONVOCADA POR R.O.S.A.
“El estado irlandés tortura a una inmigrante violada denegándole el aborto”
ES HORA DE CREAR UN MOVIMIENTO SOCIAL POR EL PROGRESO, LA IGUALDAD Y EL CAMBIO REAL
Jueves 28 de agosto a las 19.30
En: Twisted Pepper, Middle Abbey Street, D1
Hablarán: Ruth Coppinger (Socialist Party) y R.O.S.A.
Información sobre R.O.S.A.: http://rosa.ie/

Check Also

Citizens’ Assembly Endorses Abortion Rights

Referendum without delay Let us have our say! – 64% for early abortion available on …